martes, 14 de febrero de 2012

De LA CIUDAD QUE HAY EN MÍ

LOS CÍRCULOS POLARES


Escribe sus poemas
                                    Sobre un papel indigno.
                                   Escucha las plegarias de los otros
                                   Mientras anhela los círculos polares
                                   De la vieja bandera que nos hace libres.
                                   El mar queda muy lejano
                                   Pero el talle de sus olas es inmenso.
                                   Abanica la luz de sus adentros
                                   Con unos versos que nadie leerá nunca.
                                   Dentro de 1 año y 3 días
                                   Hará quince de condena.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario