jueves, 31 de mayo de 2012

Chris McCandless. El poder de los sueños

          Hoy quiero dedicar este espacio en mi blog a un joven especial, el norteamericano Christopher MacCandless (1960-1992), al que menciono brevemente en uno de los primeros capítulos de Donde acaban los mapas.
          MacCandless, un universitario de Virginia, culto, procedente de una familia acomodada, que jamás ambicionó nada más allá que su libertad, fue capaz de desprenderse de todo lo material y quemar su dinero para liberarse de la vida previsible que le esperaba. Donó sus pertenencias, abandonó su casa y comodidades y trabajó duro en todo tipo de labores para sobrevivir y cumplir su sueño: llegar hasta la Alaska y vivir libre inmerso en la naturaleza. ¿Por qué Alaska? Porque se le antojaba un territorio virgen y poco contaminado en el que cumplir su proyecto vital: ser feliz simplemente viviendo.

        Chris representa el símbolo de la búsqueda de la libertad absoluta y la ruptura con todo lo establecido. Su objetivo, vivir en armonía consigo mismo y según sus reglas, persiguió como meta llegar hasta abrupta Alaska. Pero la recompensa, y de eso era consciente, se encontraba en el camino.
                  
          Aunque su final no fue todo lo feliz que hubiéramos podido y deseado esperar, su aventura ha inspirado un libro (Hacia rutas salvajes, del periodista y montañero Jon Krakauer, en 1996), documentales y hasta una película (abajo os dejo el enlace del filme que sobre su historia hizo Sean Penn, con subtítulos en español). También expediciones de jóvenes aventureros queriendo forjar sus propios sueños y emular a su héroe: http://youtu.be/yqkUNToZFbo,  con un precioso y esperanzador mensaje final de seguidores de McCandless (Supertramp, como él mismo firmaba allá donde iba), en estos tiempos de "esclavitud social" y miedo al futuro http://youtu.be/R7IqcWc0_nI.  ¡¡Que los disfrutéis!!

Chris murió en el empeño, pero fue mucho más feliz en su efímera aventura que mucha gente en toda su vida. Aunque le faltó algo importante: mapas que le planificaran el trayecto. Mapas físicos. Sobrevaloró sus capacidades y ello le perdió.  La última página de su diario, cuando sabía ya que iba a morir, recogió las siguientes palabras: “He tenido una vida feliz y doy gracias al Señor. Adiós, bendiciones a todos”. Fue un loco feliz, inspirador de muchos sueños.

Avance de película  http://youtu.be/QlIXJl-R0gk

No hay comentarios:

Publicar un comentario