lunes, 23 de julio de 2012

Donde acaban los mapas...

          
"De niña buscaba los mapas, muchos de ellos recortados de periódicos o libros y guardados escrupulosamente en una carpeta de plástico en mi cuarto, para  repasar todos y cada uno de los mares que enmarcaban con su velo de cristal el mundo. Y seguía con el dedo los nombres de las ciudades y las rutas imaginarias que inentaba, o que había leído en algún lugar, o que escuchaba de boca de los pescadores que llegaban al restarante de mi padre. Un mundo que, aunque ya se podía atravesar en horas de avión, seguía estando recorrido de norte a sur y de este a oeste por las láminas de cielo de sus aguas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario